Blog

Ultrasonografía Fetal

¿Quién no se ha conmovido con las imágenes de un bebé por nacer en una foto 3D?

 ¿Qué emociones se viven cuando en tiempo real se observa la forma tridimensional de un bebé en movimiento? Pero desde el punto de vista clínico, ¿Cuál es la verdadera utilidad de la imagenología gineco-obstétrica?
A finales de los años ´50s y principios de los ´60s se introdujo la ultrasonografía en 2D para aplicaciones de ginecología y obstetricia y se desarrollaron los primeros transductores endocavitarios y se realizaron los primeros protocolos para los marcadores biológicos de crecimiento intrauterino: medición de longitud, diámetro biparietal, perímetro torácico y abdominal y longitud del fémur; además de identificar patología tumoral.
Actualmente el desarrollo de técnicas de exploración en 3D y 4D la observación de la exploración facial y la combinación de aspectos de la postura y el movimiento de las extremidades están ofreciendo información sobre la complejidad de la expresión motora como representación de la función e integridad del cerebro fetal. Existen estudios que demuestran que la actividad fetal in utero puede diferenciar la expresión normal de la anormal de la función cerebral a través de la complejidad de patrones de movimiento fetal y monitorizar de forma eficiente y no invasiva el curso de la gestación.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.