Blog

Monitoreo intraoperatorio multimodal en cirugía de fosa posterior

En el momento actual la MNIO tiene un alto potencial de control de funciones en tiempo real.

En la cirugía de la fosa posterior se traduciría en:
Electromiograma (EMG) de pares craneales (III-XII), espontáneo y tras estimulación mono o bipolar, que da información del estado de los pares craneales y sus núcleos.
Potenciales evocados motores (PEM) y somatosensoriales (PESS), que informan del estado de la corteza cerebral y las vías, y son muy útiles para apreciar la función del tronco cerebral.
Potenciales evocados auditivos del tronco (PEAT), que sirve para ver la función del VIII par, el núcleo y las vías en el tronco hasta llegar al córtex temporal. Se puede completar con exploraciones más específicas como la electrococleografía transtimpánica (ECochG) para un mejor control de la audición.
Electroencefalograma (EEG), es muy conveniente tener un control de la actividad cerebral global mediante electrodos frontales y un registro continuo tras el análisis biespectral. Es muy útil para controlar la profundidad anestésica, así como los efectos adversos provocados por una hipotensión o una embolia gaseosa.
También puedes visitar nuestro sitio de Monitoreo Intraoperatorio.
 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.