Blog

Potenciales evocados somatosensoriales

Hay que tener en cuenta que son muy sensibles a determinados anestésicos, la situación de profundidad anestésica, hipotensión arterial, temperatura corporal y artefactos producidos por coagulación bipolar, motores de alta revolución, etc. Es perentorio hacer un control basal preanestésico, así como antes de comenzar la intervención quirúrgica, tras colocar definitivamente al paciente en la posición quirúrgica.
 
La utilización de registro bilateral de PESS ayuda a determinar si la alteración es focal y probablemente debida a maniobras quirúrgicas, o bien si es global y probablemente debida a alguna de las causas mencionadas con anterioridad.
 

En general, una disminución de más del 50% en la amplitud del complejo N20/P30 o un aumento superior al 10% en la latencia se deben considerar signo de alarma y ha de avisarse al cirujano. La pérdida de la respuesta ha de corroborarse con la indemnidad de los electrodos y la estabilidad anestésica. En estos casos el cirujano ha de intentar no continuar las maniobras quirúrgicas y cambiar de lugar de actuación lo más pronto posible.
La desaparición completa, si el cirujano deja de actuar de inmediato, puede ser reversible a los 20-30 minutos.
 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.