Blog

Terapia física, Ondas de choque.

Al aplicar un tratamiento de ondas de choque sobre una zona afectada, se modifica la composición de los tejidos y se promueve de forma acelerada la reparación tisular. El metabolismo mejora y la circulación tisular incrementa de forma local. Las ondas de choque, resultan útiles para tratar calcificaciones dolorosas que se forman en algunos tejidos y  pueden ser disueltas y posteriormente re-absorbidas. En el caso de puntos gatillo bien localizados y remotos, también resulta una herramienta útil.
A pesar de los resultados reportados en diferentes publicaciones sobre la variada utilidad de la terapia con ondas de choque en diversas tendinopatías, también existen reportes de dudosa efectividad para algunas patologías, por lo que resulta necesario identificar las posibles causas y determinar si se trata de una modalidad terapéutica útil o no. En un estudio realizado en pacientes con diferentes tipos de tendinopatía sobre la experiencia de la enfermedad y los resultados del tratamiento se obtiene información muy interesante para definir a la terapia como exitosa. En general, se identificaron dos tipos de pacientes: aquellos sin tratamiento previo y con expectativa de recuperación y conocimiento de su tipo de lesión y el tipo de tratamiento y aquellos pacientes con cronocidad en la patología, pobres resultados a tratamientos previos y una pobre identificación de sus expectativas y temores.
A pesar de ser reconocida por médicos y terapeutas físicos como una herramienta de utilidad en diferentes tendinopatías, es necesario no perder de vista una adecuada comunicación médico-paciente para resolver las dudas que afectan al paciente, mejorar su apego al tratamiento y obtener resultados positivos a largo plazo.
 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.