Blog

Terapia física: Oscilación profunda.

Los dispositivos de oscilación profunda utilizan pulsos electrostáticos que al contacto con la piel generan fuerzas de fricción y atracción en los tejidos subcutáneos. 

En estudios ex-vivo se observaron los efectos antiinflamatorios y de drenaje de la modalidad una vez que se tomaron biopsias del tejido donde se observó dilatación capilar por biopsia y modificaciones de las citocinas proinflamatorias por ensayo inmunológico. Concluido el estudio ex-vivo, se trasladó la modalidad a 20 sujetos con edema facial. A los pacientes se les realizó fotografía clínica y revisión ultrasonográfica de los tejidos afectados y en los que se observó una reducción de la afección hasta en un 40%.  De este primer estudio publicado, se desprendió la investigación posterior y desarrollo de aplicaciones clínicas.
El campo electrostático, puede ser generado por un guante o por un aplicador, a pesar de que el paciente sólo percibe una suave vibración, el efecto se propaga de forma uniforme hasta 8cm de profundidad en todos los tejidos. Dada la naturaleza no traumática y no invasiva de esta modalidad, puede utilizarse en procesos post-operatorios inmediatos, heridas abiertas y dolor agudo, dolor crónico, prevención y reducción del linfedema primario y secundario, reducción del proceso fibrótico en heridas extensas, mejora la cicatrización, mejora los procesos de recuperación muscular después de un entrenamiento y/o competencia de larga duración y alta intensidad.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.